Los 7 mejores consejos para un sexo veraniego caliente y sensual

tips-for-hot-summer-sex

Aunque el verano tiene muchos beneficios, el sexo no siempre tiene por qué ser un éxito cuando la temperatura es elevada. A veces hace demasiado calor para tener sexo, todo es pegajoso y esas gotas de sudor en la frente tampoco te hacen sentir nada sexy. Por suerte, siempre hay una solución. Con los siguientes consejos, sufriréis menos con el calor y podréis volver a disfrutar del sexo veraniego caliente.

Los mejores consejos para combatir el calor

1. Date una ducha caliente

Una ducha fría puede parecer muy atractiva cuando hace calor, pero las apariencias engañan. Al darte una ducha fría, los vasos sanguíneos de la piel se estrechan y a tu cuerpo le resulta más difícil disipar el calor. Una ducha caliente es mejor en este caso, porque abre los vasos sanguíneos y tu cuerpo puede deshacerse del calor con mayor facilidad.

“Al darte una ducha fría, los vasos sanguíneos de la piel se estrechan y a tu cuerpo le resulta más difícil disipar el calor”.

2. Utiliza cubitos de hielo

Los cubitos de hielo en el dormitorio proporcionan la refrigeración necesaria y también hacen que los preliminares sean mucho más divertidos. Mueve lentamente el cubito de hielo a lo largo de las zonas erógenas de tu pareja para brindarle una maravillosa sensación de frío. ¡También puedes pasar el cubito de hielo por tus labios para deleitar a tu pareja con besos helados!

Si te parece que los cubitos de hielo causan demasiado lío, también puedes usar fruta u otro objeto frío para refrescar un poco a tu pareja.

3. Juega con la temperatura con juguetes sexuales

¿Sabías que los juguetes sexuales de vidrio y metal se enfrían muy bien? Al poner los juguetes en el congelador o en un recipiente con agua fría, estos juguetes cambian rápidamente de temperatura. Cuando tu piel entra en contacto con un objeto frío, se vuelve más sensible y cualquier roce posterior se sentirá con más intensidad.

¿Quieres que el juego con temperaturas frías sea aún más emocionante? Con un antifaz privarás a tu pareja de la vista, de modo que sus otros sentidos se agudizarán. ¡Esto hará que las sensaciones del objeto frío sean aún más intensas para tu pareja!

4. Pon un ventilador en el dormitorio

Si no tienes aire acondicionado en casa, por supuesto un ventilador también es una excelente opción. Coloca el ventilador estratégicamente para que os enfríe a ambos. Evita apuntar el ventilador hacia los genitales. El viento fuerte puede resecar la vagina, por lo que necesitarás más lubricante para mantenerte húmeda.

El viento tiene un efecto refrescante en la piel e incluso te permite experimentar algunas posiciones de manera diferente. Por ejemplo, una brisa fresca en tus nalgas hace que la clásica posición estilo perrito se sienta muy distinta.

5. Hazlo al aire libre

¿Todavía hace demasiado calor en casa por la noche? Entonces disfruta del aire libre junto a tu pareja. No solo conseguiréis refrescaros, sino que también resulta muy emocionante hacerlo en un lugar distinto al dormitorio. Hazlo en el jardín, en el balcón o coge el coche y busca un lugar tranquilo donde la posibilidad de que te pillen sea mínima.

¡Consejo! Con unas medias sin entrepierna, podrás volver a ponerte la ropa rápidamente en caso de que alguien llegue inesperadamente.

6. Elige las posiciones sexuales adecuadas

Cuanto más contacto tengáis, más sudaréis. Por suerte, también hay posiciones para los meses de verano que requieren un contacto corporal mínimo. Por ejemplo, prueba el estilo perrito a un ritmo más lento o limítate al borde de la cama con la posición “Asiento caliente”. Un miembro de la pareja se sienta en el borde de la cama mientras que el otro se sienta en su regazo. Las posiciones con la mujer encima también son muy adecuadas cuando hace calor.

7. Abraza el calor

Cuando hace un sol de justicia, debéis tener en cuenta que probablemente sudaréis un poco. Después de tener sexo, daos una ducha juntos o tened a mano una toalla cerca de la cama, por si el sudor realmente se interpone en vuestro camino. Intenta no convertirlo en un drama y, antes de que te des cuenta, te habrás perdido completamente en el cuerpo sudoroso y reluciente de tu pareja.

“Intenta no convertirlo en un drama y, antes de que te des cuenta, te habrás perdido completamente en el cuerpo sudoroso y brillante de tu pareja”.

¿Cómo aprovechas el calor del verano? ¡Compártelo con nosotros en un comentario!

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Publicar el comentario

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

RRSS