Relaciones abiertas

Relaciones abiertas
Elizabeth Clapés

 

Escrito por nuestra sexóloga Elizabeth Clapés.

 

Hasta ahora, lo frecuente y socialmente aceptado han sido las relaciones monógamas y heteronormativas, pero hemos ido avanzando y permitiendo a las personas expresarse y vivir su orientación sexual y relacional como realmente deseaban vivirla. ¿Con qué nos hemos encontrado? Con que no todo el mundo encaja en este modelo de heterosexualidad y monogamia, y oye, ¡Eso está genial!

Nos relacionamos para ser felices, y si relacionarnos está limitado a las exigencias de una sociedad que nos cohíbe de ser libres de ser, ¿Dónde está la gracia de relacionarse? Cada unx debe ser libre de entablar relaciones como quiera, experimentar lo que desee y vivir su vida sexoafectiva como prefiera.

Bien es sabido que en los últimos años las relaciones abiertas han cobrado protagonismo, hasta el punto de estar encontrando su merecido huequito como un tipo de relación igual de sana y posible que la relación cerrada.

¿Qué es una “relación abierta”?

Una relación abierta es una relación en la que las partes que la conforman acuerdan tener la libertad de mantener relaciones íntimas fuera de la pareja sin ser considerado como una infidelidad. En este tipo de relaciones, los integrantes consideran que la monogamia no acaba de encajar con su idea de relación y sus necesidades.

Cómo se sobrelleve esta relación y las normas que la regirán dependerán de los individuos que la conforman, cada pareja es libre de decidir qué sí y qué no tiene cabida en su relación. De todas formas, las reglas que se pacten no son inamovibles, pueden variar durante el tiempo para adaptarse a las nuevas necesidades que van surgiendo en el ámbito de la pareja.

La base de las relaciones abiertas es la comunicación y la confianza.

Relaciones abiertas

¿Cómo saber si mi pareja y yo podemos tener una relación abierta?

Tener una relación abierta tiene sus pros y sus contras, como todo. A continuación, expondremos una serie de requisitos indispensables para que la relación abierta funcione:

  • Todxs lxs integrantes de la relación deben estar de acuerdo con que ésta se abra, nadie debe aceptarlo por obligación o por cumplir con lo que se espera, porque de ser así no funcionará y podrá llegar a causar mucho dolor y conflictos.
  • Debemos partir de una base sana. Es importante que exista una base de confianza, comunicación y seguridad para que una relación abierta funcione.
  • Antes de empezar a tener una relación abierta, es fundamental establecer las normas y límites que definirán cómo actuaremos entre nosotros y con terceras personas. Esto se hace para evitar conflictos y malentendidos. Es importante que ambos estén de acuerdo en todos los límites y normas que se establezcan.
  • Aunque se haya abierto la relación, debe seguir cuidándose el ámbito de la pareja. Pasar tiempo con otras personas puede llevar a descuidar la relación y es algo que debemos evitar.
  • La comunicación es fundamental: deberemos mantener una comunicación sincera, asertiva y fluida mediante la cual podamos expresar nuestras preocupaciones, sentimientos y necesidades.
  • La confianza es la base: engañar u omitir información acabará estallando y generando conflictos innecesarios que podrían haberse evitado. Debemos ir siempre con la honestidad por delante.

¿En las relaciones abiertas puede haber celos?

Esta es una duda que se repite mucho y la respuesta fácil sería decir: “¡No!” porque parece evidente que los celos son el principal motivo por el cual muchas parejas no abren sus relaciones. Sin embargo, la realidad es que las relaciones abiertas están conformadas por personas y las personas podemos sentir celos.

Bien es cierto que los celos no son buenos amigos de las relaciones abiertas, pero si surgen deberán trabajarse como se trabajarían dentro de cualquier relación convencional e incluso acudir a terapia si es necesario.

¿Pueden funcionar las relaciones abiertas?

La respuesta es un rotundo “sí”, las relaciones abiertas pueden funcionar, pero con el matiz de que dependerá de los miembros que la conformen. Todas las relaciones sanas requieren trabajo, sean abiertas o no.

Una relación cerrada no va a funcionar si no trabajamos en ella y respetamos los límites y normas establecidos, ¿Verdad? Pues con las relaciones abiertas sucede lo mismo.

Para que una relación abierta funcione, ambas partes deben estar de acuerdo con establecerla y entender las normas y límites que la acompañan. Como hemos comentado, la comunicación y la confianza serán la base del buen funcionamiento ésta.

Relaciones abiertas

¿Qué ventajas tiene una relación abierta?

La principal ventaja de una relación abierta es la sensación de libertad que experimentarán ambos miembros al tener la posibilidad de relacionarse con otras personas fuera de la relación de pareja.

Además, siguiendo la premisa de que “amar no es poseer”, la relación abierta da la posibilidad de amar a nuestra pareja desde la voluntad de que no se cohíba de experimentar con otras personas por nuestro deseo de exclusividad. Se trata de querer a nuestra pareja tanto como para preferir que experimente y viva aventuras, aunque no sea con nosotrxs, dejando de lado el “eres solo para mí”.

Experimentar fuera de la relación también puede dar lugar a llevar nuevas experiencias sexuales que se han vivido o a prendido fuera de la pareja, abriéndonos a la posibilidad de innovar y alejándonos de la monotonía, rutina y aburrimiento.

Las relaciones abiertas bien llevadas promoverán la comunicación, el vínculo y la confianza, ya que supondrán una madurez y una honestidad superiores. Todxs nos sentimos atraídos por personas fuera de nuestra relación, y negarlo, es mentir. Es algo que ocultamos en relaciones cerradas, pero que no esconderemos en una relación abierta.

¿Con qué desventajas podemos encontrarnos en una relación abierta?

Como todo, también puede tener algunas partes malas…

  • Que unx acepte por complacer al otrx.
  • Que surjan celos e inseguridades.
  • Que se genere conflicto porque un miembro de la pareja tenga muchas experiencias fuera de la relación base y el otro muy pocas o ninguna.
  • La presión social por no adecuarse a la “norma”.
  • Posibilidad de que surja un vínculo emocional fuerte con un tercero y eso lleve a romper la relación de pareja.
  • Riesgo de embarazo o enfermedades de transmisión sexual si no se cumplen las debidas precauciones.

¡Esperamos que te haya gustado este artículo sobre relaciones abiertas! Recuerda que puedes dejarme tus consultas personales para que las resuelva (de forma anónima) en próximos artículos a través del siguiente linkhttps://www.easytoys.es/mag/author/elizabeth-clapes/

No te olvides también de que con el código de descuento ESMI20, ahorras un 20% en todos los productos no rebajados de la web de EasyToys. Y con el código de descuento ESMI15, ahorras 15 euros en productos rebajados y no rebajados, para aquellas compras que superen los 75 euros.

Elizabeth Clapés

Sexóloga

Soy Elizabeth Clapés, más conocida en redes sociales como Esmi por mi Instagram @esmipsicologa. Estudié psicología y actualmente estoy especializada en las relaciones de pareja (incluido rupturas) y la terapia sexual.

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

¡Síguenos!