¿Primera experiencia con el sexo anal? Te damos algunos consejos

first-time-anal-sex

El sexo anal es una de las formas de sexo más excitantes y placenteras, pero si nunca lo has probado, también puede resultar un poco aterrador al inicio. Cuando algunas personas piensan en el sexo anal, solo les viene a la mente un pensamiento: ¡dolor! Sin embargo, no tiene por qué ser doloroso en absoluto. Nuestros consejos: paciencia, confianza y mucho lubricante pueden hacer que el sexo anal por primera vez resulte una experiencia inolvidable.

1. Habla de ello

La comunicación es el aspecto más importante del sexo anal. Se trata de una zona sexual que acabas de descubrir y que puede resultar increíblemente excitante, pero también puede ser un problema si no lo hablas abiertamente. Hablad sobre si os apetece probarlo y cuáles son vuestros deseos y miedos sobre el sexo anal. Tu pareja debe saber que puedes estar un poco nervioso/a, asustado/a o emocionado/a. No fuerces la situación y daos tiempo para acostumbraros a la idea. También recomendamos no acordar un momento concreto en el que lo vais a hacer, ya que esto puede generar mucha tensión y presión negativa. ¡Deja que suceda cuando tenga que suceder!

«Antes de comenzar con el sexo anal, ¡hablar de ello es muy importante!»

Leed juntos información sobre el tema

Una forma sexy de descubrir el sexo anal es leer un libro sobre esa temática. Un buen libro es «Anal Sex Tips For Guys And Girls» de Angelicka Wallows, donde la autora describe sus propias experiencias con el sexo anal. También brinda una gran cantidad de consejos para practicar el sexo anal de una forma segura que os dé placer a ambos/as.

2. Empieza despacio

Ten siempre en cuenta que necesitas estar relajado/a para practicar sexo anal. Ir directamente hacia tu objetivo puede tener consecuencias dolorosas. Concédete todo el tiempo que sea necesario; podría ser una hora, pero también pueden pasar días, semanas o incluso meses antes de que logres llegar hasta el final. Empieza jugando de distintas formas con el ano.

Usa siempre lubricante

Con cualquier forma de estimulación anal, es fundamental que uses lubricante. A diferencia de la vagina, el ano no produce un lubricante natural para que la penetración resulte cómoda y fácil. Por ese motivo, el lubricante es indispensable con el sexo anal. Uno espeso es mejor para el uso anal, aunque también existen los lubricantes anales especiales. También recomendamos el uso de un spray calmante para el ano, como el Anal Anos Spray, si te preocupa el dolor.

Masajea el ano

  1. Aplica un poco de saliva o lubricante en tu dedo o ano y empieza a masajearlo suavemente. Asegúrate de que tus uñas estén bien recortadas y que no puedan causar ningún daño.
  2. El masaje se puede hacer realizando pequeños círculos con el dedo. También puedes “tranquilizar” el ano lamiendo el músculo del esfínter con la lengua. Esto también se llama rimming.
  3. Mientras lo masajeas, advertirás que el ano se contrae cuando lo tocas. Esta es una reacción normal y natural del cuerpo. Cuanto más se masajea, más se relaja el músculo del esfínter.
  4. Cuando hayas dedicado a ello el tiempo suficiente, intenta meter lentamente el dedo. Presta mucha atención al lenguaje corporal de tu pareja. A menudo, encogerse significa dolor.
«El lubricante es imprescindible para que el sexo anal resulte lo más fácil y placentero posible.»

3. Juguetes para los preliminares anales

Si no os gusta usar vuestros dedos o si tienes miedo de hacer daño a tu pareja con el dedo (uña), también puedes usar un juguete anal como un dildo anal delgado. Usar un vibrador también es muy agradable, ya que las vibraciones del juguete pueden relajar el músculo del esfínter. Por último, también puedes usar un butt plug.

Nuestras recomendaciones

Asegúrate de utilizar siempre un juguete sexual especialmente diseñado para el ano. Estos juguetes tienen una base ancha para que el juguete no pueda deslizarse entero en tu interior. Se han producido casos en los que algunas personas han tenido que ir al hospital con un objeto que entró demasiado o se atascó. ¡Seguro que no querrás verte a ti mismo ni a tu pareja en esa situación! 

Antes incluso de pensar en introducir algo en el ano de tu amante, sin duda debes asegurarte de que el juguete sea delgado. No olvides usar mucho lubricante con cualquier tipo de juguete. Es mejor elegir un juguete anal con un exterior suave (como silicona) y un interior duro. Estos resultan más cómodos que los juguetes sexuales con un exterior duro y son más fáciles de introducir que los juguetes flexibles.

¡Importante! Los juguetes sexuales de silicona no responden bien al lubricante a base de silicona.

Vibrador anal

Un vibrador anal es un juguete especialmente diseñado para la inserción anal. Recomendamos firmemente el vibrador Real Deal de You2Toys. Este vibrador tiene una cabeza ligeramente puntiaguda y un diámetro de tan solo 2,5 centímetros, facilitando notablemente su inserción. Mantén el vibrador contra el ano durante un rato para que el músculo del esfínter se acostumbre a las vibraciones. Luego, introdúcelo lentamente.

Dildo anal

Si los vibradores son demasiado intensos para ti, también puedes usar un dildo anal. El dildo anal Beaded Cone de la colección EasyToys Online Only es perfecto. Tiene una serie de cuentas que aumentan de tamaño, fluyendo suavemente de una a otra. Esto permite dilatar el ano gradualmente. Decide tú mismo hasta dónde puedes llegar y observa qué funciona mejor con tu pareja. No tienes que meterlo hasta el final, también puedes quedarte en la mitad. La base es lo suficientemente ancha como para que no pueda entrar accidentalmente por completo.

Enema anal

Un enema anal es una práctica herramienta para limpiar el ano antes de tener sexo anal o utilizar un juguete anal. Todo lo que tienes que hacer es llenar el enema de agua tibia, insertar la boquilla analmente y apretar la perilla hasta vaciarla. Saca la boquilla, mantén el agua dentro del cuerpo lo más que puedas y a continuación siéntate en el retrete para soltarlo todo. ¡Ya está! Ahora podrás disfrutar de tu experiencia de sexo anal sin preocupaciones.

Estimuladores de próstata

La próstata es un punto muy sensible y estimularla puede provocar orgasmos intensos. Sin embargo, no siempre resulta fácil llegar a ella con los dedos, pero por suerte existen estimuladores de próstata para ayudarte al respecto. Hay varios tipos de estimuladores de próstata, incluyendo vibradores, tapones anales y huevos vibradores. Algunos también presentan opciones de estimulación adicionales, como estimuladores de perineo y bolas giratorias para rimming.

 

4. Finalmente, podrás disfrutar del sexo anal por primera vez

Prolongar los juegos previos anales hará que el final sea mucho más suave y cómodo. Independientemente de la cantidad de lubricante que utilices durante los preliminares, deberás volver a aplicarlo generosamente llegado el momento de la penetración. No importa si estás usando tu pene o un dildo con correa, asegúrate siempre de que tanto el dildo como el pene o el ano de tu pareja estén cubiertos con suficiente lubricante.

¡A por ello!

La clave para una gran primera experiencia en el sexo anal es empezar lentamente. En realidad, el ano no está hecho para que lo penetren, por lo que hay que ir poco a poco y seguir tranquilizándose mutuamente. Si eres tú quien está penetrando, deja que tu pareja te diga a qué profundidad puedes llegar y con qué fuerza debes empujar, y detente de inmediato si uno de los/as dos se siente incómodo/a. Siempre puedes volver a intentarlo más tarde. No es un problema en absoluto si uno/a de los/as dos desea parar después de unos minutos. Vuelve a probar en otro momento.

Recuerda la higiene

Nunca pases del ano a la vagina ni del ano a la boca sin antes lavar muy bien el pene. Las bacterias (de las heces) se propagan fácilmente y pueden enfermaos o causar una infección en la vejiga. Además, recuerda que pueden suceder «accidentes de caca». Esto es normal y no hay nada de qué avergonzarse.

¡Consejo! Estimula también otras partes del cuerpo durante el sexo anal. Esto puede ayudar a generar más relajación y excitación. Por ejemplo, puedes estimular el clítoris o el pene con la mano o con un vibrador de clítoris o un mini vibrador.

Do you have any questions about doing anal sex for the first time, or would you like to share your experiences with us? Post a comment below!

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Publicar el comentario

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

RRSS