Mitos sobre el deseo sexual

deseo sexual

Se conceptualiza mucho sobre el deseo sexual pero sigue habiendo mucha confusión con este tema.

Esta confusión se debe a que el deseo es una sensación tan subjetiva que resulta muy difícil de operativizar y medir. Y sí, es necesario saber de qué   hablamos en cada momento porque eso nos permite tener relaciones sexuales mucho más placenteras.

Deseo y excitación no son lo mismo

El deseo sexual podríamos definirlo como el impulso que mueve a una persona a buscar satisfacción sexual, y ahí entra la búsqueda de ese objeto de deseo o mostrarse receptivo a ellas. Este puede ser una persona, un objeto o incluso una fantasía.

Podemos concluir con que el deseo es la propensión de tener una experiencia sexual y excitarse. Existen dos tipos:

  • Deseo tipo 1 (deseo-excitación): Es el que sucede antes de la excitación y viene precedido de un estímulo que nos genera la motivación para ir en búsqueda de estrategias para satisfacerlo. Y durante este proceso aparece la excitación. Este tipo es de carácter más espontáneo.
  • Deseo tipo 2 (excitación-deseo): Este es muy fácil de entender con un ejemplo: Estás viendo una película con tu pareja en el sofá y comienza a coquetear contigo acariciándote una zona que te provoca excitación. Ahí aparece el deseo sexual.

Por otro lado, la excitación podría definirse como la parte más física y refleja.Se manifiesta en el ritmo cardiaco, la lubricación y erección, etc. En cambio, el deseo no se puede percibir fisiológicamente. Y es aquí donde entra la función del lenguaje, la comunicación.

“El deseo se tiene o no se tiene”

Se ha extendido demasiado el mito de que el deseo tiene que aparecer solo y no debe planearse, y esto no es del todo cierto.

En psicología se habla mucho de “activación conductual” como una técnica que se utiliza entre otras muchas cosas para aumentar las ganas de hacer algo. Y el deseo como conducta que es, también se puede trabajar, entrenar e incluso modificar.

Las ganas se hacen, no aparecen solas.

deseo sexual

“Cuando la falta de deseo es un problema”

A lo largo de este artículo he hecho hincapié en que en lo referido al deseo los números y las medidas no tienen mucho que ver, para replantearnos si la falta de deseo es un problema hay que principalmente tener en cuenta si a la persona le está provocando algún tipo de malestar y de dónde proviene ese malestar.

Por el contrario, es más que frecuente hacer diagnóstico de estas problemáticas basándose en un modelo que parece tener presente que el deseo se debe de dar en cierta “cantidad” y si este se encuentra por debajo de esta nos encontramos ante un posible enfermadad. Por ejemplo el Trastorno por aversión al sexo. Pero bajo este prisma nos olvidamos de que un problema de deseo sexual solo se da realmente cuando nosotros lo estamos percibiendo como algo que dificulta nuestra vida.

Posibles motivos por los que el bajo deseo sexual puede provocar malestar:

  • Estar viviendo una época de estrés: por exámenes, en el trabajo, situación familiar
  • Comparación con tu pareja sexual
  • Problemas de comunicación en la relación
  • Falta de atracción por tu pareja sexual
  • Presión por seguir la norma social
  • Disfunción sexual
  • Depresión o ansiedad

La importancia de verbalizar las cosas:

Si llamamos de manera incorrecta a las cosas que nos están sucediendo podemos estar alejándonos de la posibilidad de salir de ahí. Como he puntualizado varias veces, no es lo mismo un problema de deseo sexual que de excitación. Por ejemplo, puedes sentir mucho deseo por esa persona pero luego tener problemas con la excitación ( la parte más refleja). Por tanto, es más que importante tener un concepto claro de estas cositas.

Como he puntualizado varias veces, no es lo mismo un problema de deseo sexual que de excitación.

Prácticas que pueden ayudar a aumentar el deseo sexual:

  • Realizar más prácticas de esas que te gustan de verdad y disfrutas plenamente, no hacer nada que no nos convenza del todo.
  • Deconstruir ese pensamiento de que todo “tiene que surgir”, podemos planear encuentros sexuales y que estos sean placenteros.
  • Aprender a fantasear sexualmente teniendo en cuenta que la imaginación es libre e ilimitada y esta nos puede servir de ayuda.
  • No esperar siempre a tener muchísimas ganas para iniciar un encuentro sexual, como he comentado antes, las ganas se van haciendo y aumentando.

 

Julia Moreno.

——————-

No te olvides de que con el código de descuento JULIA10, tienes 10€ de descuento en toda la web de EasyToys, para pedidos iguales o superiores a 50€

Julia Moreno

Divulgadora de relaciones y sexualidad

Julia Moreno, divulgadora de relaciones y sexualidad. Desde muy pequeñita uno de mis grandes sueños era estudiar psicología, sin ni siquiera saber que era realmente. Mi gran pasión es la conducta y las relaciones, siempre digo que estoy atravesada por la ciencia de tal manera que la contemplo como un salvavidas. Para mí, el sentido de la vida reside en el amor, probar comida nueva, disfrutar de un atardecer, no puedo vivir sin música, hago absolutamente todo con música. Aparte de todo esto, viajar y conocer gente nueva es algo que no pararía de hacer nunca.

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Etiquetas

¡Síguenos!