Miedo al compromiso: ¿Qué es y qué puedes hacer al respecto?

Fear of commitment

Dentro de las relaciones el “miedo al compromiso” es un concepto común. Muchas personas a veces lo experimentan en mayor o menor medida: El miedo a comprometerte completamente con alguien. A menudo experimentamos esto porque tenemos miedo de ser heridos o rechazados. Entrar en una relación (íntima) sigue siendo una cosa delicada. Pero, ¿cuándo hablamos realmente de miedo al compromiso? ¿Y qué puedes hacer para asegurarte de que se puede disfrutar bien de tu relación y libremente como sea posible?

¿Qué es el miedo al compromiso?

Las personas que tienen miedo al compromiso tienen dificultades para exponerse a los demás y establecer así una relación a largo plazo. Para ellos, es aterrador comprometerse con alguien, por temor a que la otra persona eventualmente lo lastime o lo rechace.

Miedo al compromiso:
sustantivo (m)

Miedo a una cierta conexión, generalmente una relación amorosa seria, o de asumir una responsabilidad o comprometerse con ella.

Miedo al compromiso y el papel del apego

El miedo al compromiso puede tener varias causas, aunque generalmente vemos que se origina en la infancia (temprana). Por ejemplo, a menudo tiene que ver con la forma en que nosotros, como bebés o niños pequeños, nos hemos apegado a nuestros padres. El apego dice algo acerca de la medida en que nosotros como niños fuimos atendidos en nuestras necesidades y sentimientos. Como bebés, todavía estamos totalmente entregados al cuidado (amoroso) de nuestros cuidadores o padres. A medida que vamos creciendo , nos enseñan más habilidades y a confiar en nosotros mismos para ser capaces en algunos casos de recurrir a nosotros mismos. Un vínculo sano y seguro significa a una edad adulta que hemos aprendido a entablar con los demás y con nosotros mismos una relación cuando es necesario.

«¿La forma en que tus padres hayan creado ese apego y vínculo contigo, forma la base de cómo tú mismo como un adulto podrás comprometerte con los demás.»

Además del vínculo seguro, también existe algo como el vínculo inseguro. Por ejemplo, las personas que se vinculan de forma insegura no siempre pueden satisfacer sus necesidades como niños. Quizás los padres no siempre estuvieron presentes, o eran malos o violentos. Otros padres pueden estar demasiado presentes, por lo que como  niño vas a “aprender” que siempre necesitas de alguien para ser capaz de lidiar con  ciertas situaciones. La forma en que tus cuidadores o padres han creado el vínculo contigo es la base de tu propio estilo de vínculo y la forma en que tú como adulto te podrás vincular o comprometer con otras personas.

El miedo al compromiso y el curso de tu vida

Además del vínculo, los acontecimientos en tu vida también pueden contribuir al desarrollo del miedo al compromiso. Piensa en experiencias desagradables, como el acoso o la pérdida de personas importantes en tu vida. Estas experiencias pueden hacerte ver el mundo como un lugar donde la gente a tu alrededor te pueda dejar o hacer daño. Para protegerte de esto, los mantienes alejados. De esta forma nada te  pasará.

«Aparte del vínculo , los acontecimientos desagradables pueden hacer que veas el mundo como un lugar donde otros te puedan lastimar o dejar.»

Vínculo y relaciones

La forma del vínculo y las experiencias en nuestra juventud forman la base de cómo nosotros como adultos nos involucramos en las relaciones. Las personas con vínculos inseguros buscarán inconscientemente relaciones inseguras. Por ejemplo, se enamorarán de personas malas, inalcanzables o poco leales. Las personas con miedo al compromiso no han aprendido lo suficiente en su juventud a que sus sentimientos puedan exponerse. Por lo tanto, no tomarás tus propios sentimientos en serio rápidamente. En las relaciones, por lo tanto tomarás distancia, tendrás dificultades para ser completamente tú mismo y te expresarás con menos frecuencia.

¿Cómo reconoces el miedo al compromiso?

No todos reconocerán inmediatamente en sí mismos que están lidiando con miedo al compromiso. Algunos pensarán que no tienen que estar en relaciones, otros disfrutarán  de la libertad que crean para sí mismos. Sin embargo, su miedo al compromiso puede ser reconocido por varias cosas:

  • Tener dificultad para conectarse con otros durante mucho tiempo
  • Dificultad para intimar
  • Tener dificultad para confiar en otros
  • Miedo de que otro te haga daño o te deje
  • Ser crítico con otros
  • Manteniendo a tu pareja a distancia, por ejemplo, decidiendo o haciendo mucho a solas
  • Tener tendencia a coquetear o a engañar durante tu relación
  • Sentir poca conexión con tu pareja
  • No tener una visión a largo plazo o dudar sobre tu relación

Esto puedes hacer para evitarlo

Antes de que puedas hacer algo contra el miedo al compromiso, es importante comprobar de dónde viene este miedo. Comprender tu propio desarrollo es esencial. Después de todo, eres el único que puede romper tu propio patrón. Esto también significa que tienes que pensar acerca de tu parte en las relaciones o como se rompen las relaciones. ¿Sostienes tú el barco? ¿No aceptas a tu pareja en tu vida lo suficiente? ¿Qué tipo de personas te gustan? Piensa realmente lo que sientes.

«Al evitar o sacar algo del camino, se mantendrán involuntariamente nuestros miedos.»

Entonces atrévete a romper patrones. Por ejemplo, abandonando los altos estándares. Siente tus miedos y descubre que a lo que tanto le temes puede no hacerse realidad en absoluto. Al sacarlo del camino o evitarlo algo, se mantendrán involuntariamente nuestros miedos. Sé también bueno contigo mismo: Mereces ser amado. No sólo por ti mismo, sino también por una pareja o buen amigo.

¿Continúas experimentando problemas en las relaciones o para vincularte o comprometerte? Entonces podría ser bueno hablar de esto con un profesional como   un psicólogo. Él o ella buscará contigo de dónde vienen esos patrones y lo que se necesita para romper con ellos. Consulta a tu médico para una derivación.

¿Alguna vez has experimentado o sentido miedo al compromiso ? ¿Contigo mismo o con tu pareja? ¡Tenemos curiosidad por saber al respecto!

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

¡Síguenos!