¿Mejores orgasmos? ¡Déjate los calcetines puestos!

orgasm

En nuestra redacción hay opiniones para todos los gustos: ¿es aceptable dejarse los calcetines puestos durante el sexo? Unos lo encuentran increíblemente poco sexy y a otros les da igual. Y también están los que dicen que todo les va bien, siempre y cuando lleve sus calcetines EasyToys. Pero la ciencia tiene un argumento que deja todas nuestras opiniones de lado… ¡Con los calcetines puestos tendrás mejores orgasmos!

La ciencia de los pies calientes 👣

La explicación de esta peculiar afirmación es muy simple. Para alcanzar el orgasmo es importante que te sientas seguro y a gusto. Tener los pies calientes, dejándote los calcetines puestos, puede tener un efecto positivo. Cuando nos sentimos cómodos y bien hay una mayor probabilidad de alcanzar el orgasmo. Incluso puede ser que te corras más rápido que si te los hubieras quitado. Suena bastante lógico.

«Para alcanzar el orgasmo es importante que te sientas seguro y a gusto. Tener los pies calientes, dejándote los calcetines puestos, puede tener un efecto positivo.”

Este efecto se descubrió durante una investigación que tenía otro objetivo completamente. En ella, se escaneaban los cerebros de voluntarios durante (y previos a) un orgasmo. Para poder realizar el scan, los voluntarios tenían que tumbarse en un aparato médico, y para un mejor resultado debían quitarse los zapatos y los calcetines. Sin embargo, durante la investigación se vio que los pies fríos de los participantes no contribuían a un buen resultado (es decir, un orgasmo). Dejando los calcetines puestos resultó ser mucho más sencillo alcanzar el clímax. Claro que también entendemos que es bastante más complicado correrse en un hospital con científicos constantemente mirándote los dedos (o las manos😉).


Miedo y orgasmos

Además de la anécdota sobre los calcetines, la investigación ofreció otros resultados interesantes. Según parece, la amígdala (la parte de tu cerebro responsable del miedo, ed.) está completamente “apagada” cuando experimentas un orgasmo. Esta es la conclusión más importante de la investigación. Así que la próxima vez que me encuentre una araña, probaré con una masturbación rapidita. Siempre y cuando no sea una de esas australianas, enormes y horrorosas, porque si sientes mucho miedo, puede ser difícil o incluso imposible alcanzar un orgasmo. Pero si alcanzas el orgasmo, tendrás la recompensa de un increíble descenso de la sensación de miedo. Además del placer habitual, claro ;-).

«La próxima vez que veas una araña, prueba con una masturbación rapidita.»

¿Sufres de pies fríos?



¿Conocías ya esta noticia calentita? ¿Te dejarás los calcetines puestos en tu próximo escarceo?

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

¡Síguenos!