Los 10 mejores juegos sexuales

sex-games

¿Sientes que tu vida sexual con tu pareja podría ser más excitante? ¡Te recomendamos practicar estos excitantes juegos sexuales! Los juegos sexuales os ayudarán a redescubriros. ¡También conocerás un lado de tu pareja que aún no has visto! Practicad juntos los siguientes 10 juegos sexuales para disfrutar de una noche salvaje.

#1 Tirar los dados

Lo únco que necesitas es un cuaderno o una hoja de papel, un bolígrafo y unos dados. Escribid 6 lugares emocionantes en los que nunca hayáis mantenido relaciones sexuales y numeradlos. Podéis elegir lugares al aire libre, como el parque, un vehículo o el probador de una tienda de ropa. También podéis optar por lugares en el interior de vuestra casa. Pensad en la encimera de la cocina o sobre la lavadora.

Podéis turnaros para tirar los dados y jugar todo el tiempo que queráis. ¿Preferís la versión picante? Tirad los dados una vez al día durante una semana. ¡Esto os dará algo con lo que emocionaros cada día! Consejo: ¿no tenéis inspiración para pensar en nuevos lugares? Los dados Kama Sutra pueden inspiraros con lugares y posiciones emocionantes; solo tenéis que tirar los dados.

#2 El escondite; versión traviesa

En este juego sexual no hace falta esconderse, pero sí hay muchos objetos excitantes que podéis usar juntos. Pensad en distintos juguetes sexuales, por ejemplo, unas esposas. También podéis esconder aceite de masaje o una venda para los ojos. Ocultadlos por la casa y estableced un tiempo para encontrarlos, un minuto más o menos. A continuación, deja que tu pareja lo busque.

Cuando él o ella haya encontrado algo a tiempo, dependerá de ti mimar a tu ser querido usando lo que ha encontrado. Si no hubiera encontrado nada, ¡será tu oportunidad de elegir lo que quieras! Como hay tantas opciones, seguro que nunca os aburriréis con este juego.

#3 Masajes eróticos

Masajead el cuerpo del otro. Para añadir algo más de emoción, podéis comprar diferentes aceites (comestibles) o velas de masaje. Empezad por masajear los pies, las pantorrillas, los hombros o la espalda de vuestra pareja. No empieces de inmediato por sus zonas íntimas, en su lugar, avanza lentamente hacia ellas.

¿Casi has llegado? Primero roza y masajea el área alrededor de su ingle para excitarlo un poco más. Esto aumentará la tensión sexual. Es mejor usar lubricante para masajear el pene o la vagina, ya que los aceites de masaje comunes podrían irritar esas zonas.

#4 Tarro de fantasía erótica

Escribid una serie de deseos sexuales en trozos de papel y guardarlos en un frasco. Acordad juntos cuántos deseos añadir. Ahora ambos/as podéis sacar un trozo de papel del frasco. El objetivo es cumplir el deseo que habéis escrito. Teniendo siempre en cuenta los límites de tu pareja, anota fantasías que creas que tu pareja querrá probar. Podéis sacar todos los trozos de papel del frasco en una misma noche, ¡pero también podéis continuar con este juego erótico durante meses simplemente cogiendo el frasco de vez en cuando para empezar de nuevo!

#5 Juego de roles

Sin duda vale la pena probar un juego de rol sexy. ¡Las posibilidades son infinitas! Pensad en una enfermera/o y paciente, estudiante y maestra/o, o policía y criminal. Lo bueno de los juegos de rol es que podéis ser alguien diferente, lo que puede resultar muy liberador, e incluso podríais atreveros a llegar más lejos de lo habitual. Aseguraos de elegir algo a lo que a ambos os guste jugar. Podéis hacer que vuestro juego de roles erótico resulte aún más divertido eligiendo un traje o un conjunto de lencería a juego. Una vez decidido que queréis probar un juego de roles, podéis ir variando el tipo de lencería o disfraces a usar.

#6 Strip poker

Jugar al strip póquer ayudará a aumentar lentamente la tensión sexual entre vosotros/as. Cuando se acabe una ronda, el/ la que ha perdido deberá quitarse una prenda. Podéis ir un paso más allá añadiendo actos sexuales cuando ya os hayáis desnudado por completo. ¿No os gusta el póquer? Podéis jugar a otro juego de cartas, por ejemplo, Crazy Eights. También podéis optar por un videojuego o simplemente tener una pelea de almohadas. Siempre que alguien gane y se puedan jugar varias rondas, nos vale. Podéis darle vuestro propio toque a este excitante juego sexual del strip póquer. 

#7 Ojos vendados

Usad una bufanda, tela, corbata o una venda real para cubrir los ojos de vuestra pareja. Al no poder ver, los otros sentidos se intensifican. Podéis divertiros un poco haciéndoos cosquillas, masajeando partes de cuerpo del otro/a… Lamed, acariciad, rozad o masajead para estimular cada nervio del cuerpo de vuestra pareja. Luego, no olvidéis cambiar de turno. También podéis combinar este juego de vendas con apetitosa comida erótica. Alimenta a tu amada/o con fresas con chocolate o dejad que vuestra pareja pruebe algo de vuestro propio cuerpo …

#8 Bomba de relojería

Este juego sexual requiere un reloj de arena, un temporizador o un despertador. Tan pronto como empiece a correr el tiempo, podréis besar, acariciar o hacer cualquier cosa que consideréis preliminares. ¡Lo único prohibido durante ese tiempo es la penetración! Esto aumentará la tensión y es probable que al final os deseéis más que nunca. 

Podéis decidir cuánto tiempo durarán los preliminares, pero dedicadle al menos 15 minutos para que el juego resulte desafiante. Comprobaréis que un juego sexual basado en bromas es sin duda una buena manera de conocer el cuerpo del otro/a. También es posible que descubráis que estáis aprendiendo más sobre los gustos de la otra persona. Tan pronto como se acabe el tiempo, ¡podréis continuar hasta el final!

#9 Verdad o reto

¡Podéis añadir fácilmente un toque sexy a este popular juego infantil! Escribid unas tarjetas con preguntas y desafíos y tenedlas preparadas para que siempre tengáis algo de inspiración a mano. Ahora preguntaos si elegís verdad o reto. Tu pareja puede elegir uno de los dos, después de lo cual podrás hacer una pregunta o plantearle un desafío. 

¡Es una forma muy divertida de explorar vuestros límites sexuales y probar cosas nuevas! Pero seguro que también podéis aprender más el uno/a del otro/a. Decidid si convertiréis este juego en algo erótico o morbosamente sexy. Consejo: ¿no se os ocurren preguntas y desafíos picantes? ¡El juego Misión Íntima contiene 100 tarjetas con todo tipo de preguntas y actividades!

#10 Juegos de mesa eróticos

Por último, pero no menos importante: ¡comprad algunos juegos de mesa eróticos! Algunos de los consejos anteriores ya ofrecen sugerencias, pero hay muchos más juegos eróticos (de mesa), juegos de cartas (con desafíos) y dados sexuales que pueden convertir vuestras noches en auténticas experiencias de locura. Estos juegos pueden resultar útiles si no os sentís muy inspirados/as o si solo buscáis experimentar. 

Podéis optar por un juego de mesa completo como Misión Íntima, en el que se realizan muchos tipos de actividades distintas, o por algo más simple como los dados Kama Sutra, que ofrecen una amplia variedad de posiciones. 

¿Ya tienes experiencia con los juegos eróticos o todavía está en tu lista de deseos?

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

¡Síguenos!