Celebra la vida: ¡10 motivos por los que la vida es maravillosa!

celebrate

La vida a veces puede ser un poco decepcionante, y eso no lo puedes cambiar. Lo que sí puedes cambiar es tu actitud. Si tienes una actitud positiva, de repente verás rayos de esperanza en todas partes. ¡Celebra la vida, porque es maravillosa!

Celebra la vida

Las investigaciones muestran que en realidad somos más felices cuando nos centramos en las cosas positivas de la vida. Y ese lado positivo se puede encontrar en las cosas más pequeñas. Como el sol que brilla a través de los árboles sin hojas en un hermoso día de otoño, un sincero piropo de un extraño en la calle o esa camisa favorita que de repente encuentras después de haber estado perdida durante meses. La felicidad está realmente en las pequeñas cosas.

“En realidad somos más felices cuando nos centramos en las cosas positivas de la vida”.

Aquí tienes algunos consejos para ser más positivo en la vida y apreciar las pequeñas cosas

      1. Celebra el día antes de que empiece. Cuando te despiertes, no cojas tu teléfono de inmediato. No. Piensa en el buen día que vas a tener y en lo que te hace feliz. ¿Has tenido un buen sueño? ¿Una agradable cama caliente? ¿Vas a ver a tu colega favorito en el trabajo hoy?
      2. Muestra tu gratitud. Sé consciente de que las personas a veces hacen cosas buenas por ti y dales las gracias por ello. ¡Recibe cumplidos y ofrécelos también!
      3. Sin bajones, no hay subidones. Por supuesto, un obstáculo no siempre resulta agradable, pero a cambio obtienes resiliencia. Así que agradece los tiempos difíciles, porque puedes aprender de ellos y probablemente te harán más fuerte.
      4. Lleva un diario todos los días en el que escribas las cosas positivas del día. Al principio puede que pienses que no ha pasado nada de lo que puedas estar agradecido, pero si realmente te esfuerzas al máximo, ¡verás que hay mucho que agradecer!
      5. No te vayas a la cama enfadado. Y tampoco te acuestes triste o deprimido. Vuelve a leer tu diario de cosas positivas. O piensa en los mejores momentos del día… empápate de esa sensación y ¿qué apostamos a que te quedas dormido con una sonrisa?

Además de las pequeñas cosas que hacen de la vida una fiesta, hay algunas cosas más que merecen tu atención. ¡Y las hemos enumerado para ti!

1. Estás sano

Tu salud es importante: a veces no te das cuenta de esto hasta que alguien cercano a ti está enfermo o hasta que lo estás tú mismo. Considera tu salud como tu activo más valioso y cuídate comiendo bien, haciendo ejercicio y también tomándote tiempo suficiente para ti. ¿Para ver Netflix durante horas y horas? ¡Exacto! ¿Por desgracia no estás muy sano en este momento? Pues piensa en lo bonito que fue el momento en que estabas sano y nunca más lo des por sentado. (¡Y ponte bueno pronto!)

2. La vida está llena de descubrimientos

Hoy en día tenemos posibilidades ilimitadas de descubrir el mundo. Si no en la vida real, al menos sí online. Y eso es muy especial, porque nuestros abuelos a veces no iban mucho más allá del pueblo donde vivían. Cómo han cambiado los tiempos. Ahora puedes visitar museos de fama mundial online, leer todo sobre tu grupo de música favorito y volar al otro lado del mundo por unos cientos de euros.

“Puedes descubrir el mundo entero. Si no en la vida real, al menos sí online”.

3. Has conocido el amor

Aunque todavía seas joven, probablemente ya hayas conocido el amor. No importa si fue un amor de juventud que duró solo unas cuantas semanas durante tu adolescencia: ya lo has sentido. Esas mariposas en tu estómago durante el primer beso, la primera vez que tienes sexo… ¡Y lo vivirás muchas veces más!

4. Tu vida tiene un propósito

Desde ayudar a una persona mayor hasta ser un buen amigo, tu vida tiene un propósito. Estás ahí para ayudar a los demás, al igual que los demás pueden ayudarte a ti. Algunas personas piensan que sus vidas no tienen ningún propósito, por ejemplo, porque no tienen un trabajo extremadamente emocionante, no han salvado vidas humanas o han visto muy poco mundo. ¡Pero tener un propósito es mucho más que eso! Y ya sabes, incluso aunque creas que todavía no tienes un propósito en la vida, eso también está bien. Porque puede que no lo sepas, pero para muchas personas eres mucho más importante de lo que piensas. E inconscientemente haces que sus vidas sean mejores, más hermosas, más agradables o más fáciles. ¡Y eso es increíble!

celebrate life

5. Siempre vuelve a ser verano

Los días puede que sean grises y sombríos ahora, pero dentro de un tiempo las flores volverán a brotar y el sol comenzará a brillar de nuevo. ¡Hola bikini, terrazas y faldas! Hasta entonces, puedes disfrutar del ambiente otoñal increíblemente acogedor, acurrucado en el sofá con una manta y unas velas encendidas.

6. Influyes en tu propia felicidad

Vivimos en un mundo donde suceden muchas cosas malas, pero siempre hay un factor positivo y ese eres tú. Sí, por supuesto que a veces estás deprimido o negativo, pero recuerda que pocas cosas están bajo tu control, excepto tus propios pensamientos y la forma en que lidias con las cosas. ¡Así que trata de usar tus pensamientos positivos e intenta ver algo bonito en todo! Y sé amable contigo mismo. ¡Crea tu propia felicidad!

7. Hay tanto que esperar

La vida es especial: nunca sabes cómo será tu porvenir, aunque probablemente tengas sueños para el futuro. Tal vez quieras vivir de forma autosuficiente en una pequeña casa construida por ti mismo. O quizá tu sueño sea llevar una vida nómada en el extranjero. Lo bueno es que nunca es demasiado tarde para abrazar nuevas experiencias.

8. Ya tienes muchos recuerdos especiales

Tu primer concierto, tu primer beso, pero también vacaciones en familia y los buenos momentos con tus amigos: ya has vivido muchas cosas especiales. No tienen por qué ser grandes acontecimientos. La tradición de que tu familia vea la misma película cada Navidad también es un cálido recuerdo.

“Ya has vivido muchas cosas especiales”.

9. Valora tu red de seguridad social

La vida es mejor con gente agradable a tu alrededor. Sé amable con tu familia y amigos. Y aprecia también a otras personas de tu red de seguridad social: un profesor de la escuela, un colega o tu compañero de deportes, por ejemplo. ¿Te sientes solo? Trata de buscar activamente el contacto con los demás. Puede resultar emocionante, pero también satisfactorio.

10. Vives en un mundo libre

Si vives en Europa, en general puedes considerarte muy afortunado. Hay lugares donde la gente no tiene derecho a la educación, libertad, un techo y un frigorífico lleno. En nuestro país puedes expresar tu opinión, ser quien eres y hacer lo que quieras. ¡Y eso es genial!

¿De qué estás más agradecido?

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

¡Síguenos!