Así es como puedes depilarte el pubis sin irritar la piel

shaving-pubic-hair

Cualquiera que alguna vez se haya depilado el vello púbico sabrá que es completamente diferente a depilarse las axilas o las piernas. Lo hemos experimentado antes: pelos encarnados, protuberancias que provocan picores y quemaduras de afeitado ¿Qué puedes hacer para evitarlo? ¡Con estos 12 consejos, depilarse el vello púbico dejará de ser una pesadilla!

1. Primero, recorta el vello más largo

¿Tu vello es demasiado largo? Asegúrate de que tu cuchilla no se «enganche». Al recortar de antemano el vello del pubis, puedes evitar que esto suceda y asegurarte de que la cuchilla se deslice suavemente sobre la piel. Así evitarás daños en los folículos pilosos y el desgaste de la maquinilla de afeitar. No recortes demasiado cerca de la piel. ¡no buscamos cortar más de lo necesario!

2. Afeitarse bajo la ducha o en el baño

El agua tibia ablanda el cabello y relaja la piel. El agua tibia también hace que los poros de tu piel se abran, manteniéndolos limpios (y previniendo infecciones) y permitiéndote cortar el vello desde la raíz. Al salir de la ducha, no uses inmediatamente la maquinilla de afeitar. Da tiempo a tu piel para que se acostumbre al calor y se abran los poros.

scheren onder de douche

3. Usa la maquinilla de afeitar adecuada

Utiliza maquinillas de afeitar diseñadas específicamente para el área púbica. Las maquinillas de afeitar para hombres también son una buena opción, ya que están diseñadas para vellos faciales más gruesos y pieles sensibles. Sobre todo, no escatimes al comprar tu maquinilla de afeitar. Las maquinillas de afeitar más baratas suelen ser de mala calidad, ¡algo que debes evitar cuando se trata de tus partes íntimas!

4. Usa una maquinilla de afeitar nueva

Usa las maquinillas de afeitar desechables una sola vez y evitarás irritar tu piel. Las bacterias se pueden acumular entre las cuchillas y causar infecciones e irritaciones en próximos afeitados ¿Te resulta demasiado caro comprar una nueva maquinilla de afeitar cada vez? Usa una solo para el área púbica, otra para las axilas y otra para las piernas. ¡Una maquinilla para cada zona! Eso evitará que ciertos tipos de bacterias acaben en lugares donde no deberían que estar.

5. Frota tu área púbica

Frota tu área púbica para eliminar las células muertas de la piel. ¡Así evitarás que se obstruyan los poros y tendrás menos vellos encarnados! Puedes elegir el exfoliante que prefieras. Mucha gente confía en el azúcar moreno como exfoliante porque no quema y es suave para la piel.

scrubben en scheren

6. Usa crema de afeitar

Con la crema de afeitar, la maquinilla se desliza fácilmente sobre la piel, reduciendo las irritaciones cutáneas. ¿Sufres de quemaduras por el afeitado? ¡Probablemente hacerlo sin crema es la razón principal! Mucha gente piensa que el agua es suave para la piel, pero el agua es bastante abrasiva. Si no nos crees, intenta tener sexo bajo la ducha. Usa crema de afeitar, dale tiempo para que penetre en la piel y aféitate.

¡Atención! No uses champú como crema de afeitar, ya que deshidrata la piel.

7. Estira la piel antes de depilarte.

El área púbica no es plana: son todo colinas y valles. El depilado resulta más fácil cuando tensas la piel del área púbica para que la cuchilla se deslice suavemente sobre la piel. Así, el vello se corta lo más cerca posible de la raíz. Además, ¡es una excelente manera de evitar cortes!

8. Depílate lentamente

Tienes que pasar por el mismo lugar lo menos posible. Cuantas más veces afeites la misma zona, más fácil será que irrites la piel. Por lo tanto, tómatelo con calma e intenta sacar la mayor parte del vello en la primera pasada. Notarás que, si afeitas el área púbica dos días seguidos, la irritación de tu piel aumentará al igual que la sensación de malestar. Deja pasar un par de días entre afeitados y disminuye lentamente el tiempo entre afeitados. Así conseguirás que tu área púbica se acostumbre a tu ritmo de afeitado.

9. Cuidados para tu área púbica depilada

El cuidado de tu área púbica comienza tan pronto como sales de la ducha. No frotes la zona para secarla, eso solo irritará la piel. La toalla seca actúa como un papel de lija sobre tu piel desnuda y delicada. Seca con cuidado la zona afeitada. Para disfrutar de un cuidado extra, puedes aplicar sobre la piel un poco de aceite de bebé o aloe vera puro. El aloe vera o el aceite para bebés mantienen la piel suave y ayudan a combatir la picazón y el dolor. También puedes aplicar dos veces al día una fina capa de un tipo de crema similar y dejar que penetre. ¡Muy pronto acabarás teniendo con una zona púbica suave y sedosa!

10. Masajea tu zona púbica

Un buen masaje ayuda a eliminar el posible vello encarnado. Coloca los dedos a ambos lados de la zona púbica y realiza movimientos circulares con los dedos. Mueve la mano derecha e izquierda en direcciones opuestas y frota con los dedos toda el área. También puedes utilizar un cepillo suave para el masaje.

11. Usa ropa interior adecuada

Ese tanga de encaje ajustado puede quedarte muy bien, pero no es exactamente lo mejor para tu área púbica recién afeitada. Ten especial cuidado con los tejidos sintéticos. El satén y la seda bloquean la humedad, lo que significa que el sudor y otros fluidos corporales no tienen dónde ir. En su lugar, elije bragas de algodón cómodas para que tus partes íntimas tengan espacio para respirar.

12. ¿Afeitado? ¿No te refieres a la depilación con cera?

Muchos hombres y mujeres se estremecen al pensar: afeitarse o depilarse. Pero tanto si deseas olvidarte de todas las molestias que conlleva el afeitado como si solo deseas obtener un resultado más duradero, ¡estos dos métodos continúan siendo las mejores opciones! Si finalmente optas por este camino, ¡no desesperes! Aunque puede resultar doloroso al principio, realmente mejora después de un tiempo, ¡te lo aseguro!

¿Experimentas siempre problemas en tus partes íntimas por protuberancias enrojecidas y la piel dolorida? ¡Indícanos si estos consejos te han ayudado!

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Publicar el comentario

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

RRSS