Segundas oportunidades: ¿Se puede?

Segundas oportunidades

¿Existen las segundas oportunidades? ¿Funcionan o son solo una excusa para no soltar? ¿Debería darla? Estas son algunas de las preguntas que muchas personas se hacen al pensar en las segundas oportunidades y que tanto debate provocan.

En psicología tenemos la tendencia (ya es un meme también) de responder a todo con un: “depende”, y la verdad es que no puedo negar que lucimos un poco repelentes. Sin embargo, en este caso es necesario para dar una respuesta precisa.

¿De qué depende?

Las segundas oportunidades no son ni buenas ni malas, van a depender de las circunstancias en las que se den y en cómo se manejen. A continuación, voy a dejar una serie de preguntas que debemos hacernos antes de dar el paso:

1. ¿Cuál fue el motivo de vuestra ruptura?

Es importante tener en cuenta que dar una segunda oportunidad puede no ser siempre igual de difícil. No será la misma movida perdonar una infidelidad, que volver a intentarlo por problemas de monotonía como Shakira.

En caso de que esa persona nos haya hecho daño debemos tener varias conversaciones sinceras con nosotros mismos y evaluar si realmente estamos preparados para perdonar.

2. ¿Han sobrepasado mis límites?

Cuando alguien nos hace daño, nos traiciona o abusa de nuestra confianza es fundamental profundizar si queremos o podemos realmente darle una segunda chance.

El odio, la ira o el rencor son emociones súper válidas ya que también tienen su función en nuestra vida, estas nos ayudan a marcar distancias y protegernos de las cosas que nos hacen daño. Pero Julia, ¿ Por qué nos das la  chapita ahora con esto ?

Pues bien, te explico: puedes no querer volver con esa persona o aceptar no poder, puedes estar despechá y esto está super bien, el perdón no es la única vía correcta para seguir hacia delante. A menudo, aunque queramos, no es posible volver con esa persona. Esto implica perdonar y sanar, lo cual puede ser un proceso difícil.

3. ¿Qué cosas van a cambiar si se da?

Si finalmente se toma la decisión de volver a intentarlo, hay que tener en cuenta muchas cositas que a veces se obvian y son la causa de que exista el mito extendido de que las segundas oportunidades no funcionan:

  • ¿Qué vamos a cambiar y cómo? ¿Qué no funcionó la última vez?
  • Límites y necesidades de cada miembro de la pareja
  • ¿Estamos realmente comprometidos para hacer que esto funcione? ¿Queremos llevar a cabo el esfuerzo que supone?
  • ¿Estamos dispuestos al cambio? ¿A que no salga todo a la primera?

Una vez resueltas estas preguntas, si decidimos lanzarnos a la piscina es recomendable seguir unas pautas para que todo vaya lo mejor posible y no la liemos a la primera de cambio.

Cositas a tener en cuenta:

1. Es necesario mantener un diálogo extenso de cómo lo vamos a afrontar

  1. ¿Qué vamos a hacer cada uno?
  2. ¿Nos ponemos un margen de tiempo para intentarlo?
  3. ¿Cada cuánto hablaremos del tema?
  4. Tip: utilizamos estas conversaciones para recoger toda la información, individualmente podemos anotar qué cosas no han quedado claras y las siguientes veces dialogamos de todo aquello.

2. La comunicación es la clave no se qué

  1. Es imprescindible que ambos miembros de la pareja estemos dispuestos a hablar de forma honesta y abierta sobre cómo nos sentimos.
  2. Intentar no evitar las conversaciones incómodas (que con la práctica luego son más cómodas promise)
  3. Evitar los ataques personales, trata de señalar conductas en vez de a tu pareja (da más resultado)

3. Análisis de cómo van las cositas

Puede resultar muy beneficioso comentarle a tu pareja que lo está haciendo bien, reforzar su conducta hará que probablemente la vuelva a repetir y se mantenga en el tiempo. Para que no sintáis que os estoy hablando de ratas os pongo un ejemplo:

Vamos a suponer que uno de los problemas por los que lo dejasteis la última vez fue que nunca te contestaba a los tik tok que le enviabas, (razón muy justificada para terminar con tu pareja que quede claro) y ahora lo hace todas las noches, bueno casi todas.

Pues ahiiiiií es donde debemos reforzar y soltar algún comentario cute del estilo: “Oye qué bien, siento que estamos avanzando” por ejemplo.

4. ¿Cuántas veces necesitas escuchar La Inocente para darte cuenta de que ahí no es?

“Perfecto, lo hemos intentado, pero no ha sido posible”. Me atrevería a decir que es de las cosas más horribles y dolorosas de aceptar en una relación, pero debemos ser sinceros con nosotros mismos.

Insisto en el establecimiento de límites porque si no conocemos los propios nunca sabremos cuándo parar.

Una mini guía para replanteártelos:

  1. Haz una lista de tus mínimos (en ella deberían estar de base que te traten con respeto y te cuiden, pero debe ser más extensa)
  2. Piensa en qué situaciones te sientes mal y por las cuales no querrías volver a pasar
  3. ¿Dónde te sientes seguro y dónde no?

 

Julia Moreno.

——————————-

No te olvides de que con el código de descuento JULIA10, tienes 10€ de descuento en toda la web de EasyToys, para pedidos iguales o superiores a 50€.

Julia Moreno

Divulgadora de relaciones y sexualidad

Julia Moreno, divulgadora de relaciones y sexualidad. Desde muy pequeñita uno de mis grandes sueños era estudiar psicología, sin ni siquiera saber que era realmente. Mi gran pasión es la conducta y las relaciones, siempre digo que estoy atravesada por la ciencia de tal manera que la contemplo como un salvavidas. Para mí, el sentido de la vida reside en el amor, probar comida nueva, disfrutar de un atardecer, no puedo vivir sin música, hago absolutamente todo con música. Aparte de todo esto, viajar y conocer gente nueva es algo que no pararía de hacer nunca.

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Etiquetas

¡Síguenos!