Cómo limpiar tus juguetes sexuales: guía completa

cleaning-your-sex-toy

Una vez que encuentres el juguete sexual perfecto, seguro que querrás que dure el mayor tiempo posible. También desearás mantener tus juguetes limpios para prevenir infecciones desagradables o incluso enfermedades de transmisión sexual. ¡Te daremos todos los pros y los contras de la limpieza y el mantenimiento de tu juguete sexual!

Este artículo incluye:

Las reglas básicas, que siempre debes seguir.

La mayoría de las personas dejan sus juguetes a un lado inmediatamente después de usarlos, para darse cuenta pasados unos días que todavía no los han limpiado. ¡Evita hacer eso a toda costa! Si no limpias su juguete de inmediato, el material del que está hecho puede estropearse. Y, por supuesto, ¡no querrás que se desarrolle ningún tipo de moho en tu juguete sexual!

Al comprar un juguete sexual, recomendamos inspeccionarlo a fondo antes de usarlo. La probabilidad es baja, pero es posible que tu juguete tenga algún daño menor o bordes afilados debido a un defecto de fabricación. Además, las bacterias podrían meterse en pequeños agujeros y causar infecciones desagradables. ¡Así que recuerda, haz primero siempre una verificación!

¿Compartes un juguete sexual?

¿Quieres compartir tu juguete sexual con alguien? Primero, asegúrate de que sea un juguete sexual no poroso. Los productos porosos (los hechos de gelatina, piel cibernética o goma) a menudo son blandos y tienen pequeñas aberturas o poros en el material donde las bacterias pueden asentarse. Solo cuando uses un juguete no poroso puedes estar seguro de que, después de limpiarlo,  no transmitirás una ITS.

«Los productos porosos (los hechos de gelatina, ciberskin o caucho) a menudo son blandos y tienen pequeñas aberturas o poros en el material donde las bacterias pueden asentarse».

Limpiar juguetes sexuales: ¡así es como se hace!

No todos los juguetes sexuales deben limpiarse de la misma manera. A continuación, relacionamos los diferentes juguetes sexuales y los métodos de limpieza adecuados.

Un limpiador de juguetes

En el mercado, hay limpiadores de juguetes sexuales. Un limpiador de juguetes a menudo viene en una botella con la que puedes aplicarlo fácilmente al juguete. Un limpiador de juguetes no contiene alcohol, pero tiene un ingrediente antibacteriano que combate los olores desagradables, hongos y bacterias.

Aplica el limpiador al juguete y usa un paño para frotarlo. Deja que el limpiador se absorba durante aproximadamente un minuto antes de enjuagarlo. Debes asegurarte de que no quede ninguna sustancia antibacteriana en el juguete. Finalmente, seca el juguete con un paño limpio y estará listo para volver a ser usado.

El lavavajillas

¡Muchos juguetes sexuales también se pueden lavar en el lavavajillas! Los juguetes sexuales eléctricos, como los vibradores, no son aptos para el lavavajillas, ya que se dañarían las partes eléctricas. Los dildos y los plugs anales generalmente toleran mejor el lavavajillas. Si quieres estar seguro de que eliminas todas las bacterias, usa un programa de alta temperatura (65 grados o más).

Si quieres limpiar tu juguete en el lavavajillas, no uses pastillas para el lavavajillas. Los componentes químicos de estas tabletas pueden dañar el material del juguete.

¡Ten en cuenta que los juguetes sexuales eléctricos y porosos no se pueden limpiar en el lavavajillas!

Agua y jabón suave

La forma más fácil de limpiar tus juguetes es con agua corriente tibia. Pon tu juguete debajo del grifo inmediatamente después de su uso. Si es necesario, usa un jabón suave. Un jabón antibacteriano como Dettol también va bien. Asegúrate de enjuagar bien el juguete después de limpiarlo. ¡Es muy desagradable tener jabón antibacteriano en tus partes sensibles o dentro de ellas! Las crestas y las hendiduras son lugares donde la suciedad puede almacenarse fácilmente. Es mejor usar un hisopo o bastoncillo de algodón para asegurarse de que esas zonas queden completamente limpias.

Toallitas antibacterianas

Limpiar tu juguete sexual con una toallita antibacteriana es una forma rápida y eficaz de mantenerlos limpios. No importa de qué material esté hecho tu juguete sexual. Límpialo con la toallita y enjuágalo con agua tibia. Seca el juguete con un paño limpio o con papel de cocina y ¡listo!

sextoy reinigen

Hirviéndolos

Para eliminar cualquier bacteria, también puedes hervir tu juguete sexual en agua. Pon el juguete en una olla con agua hirviendo y déjalo entre 3 a 5 minutos. Asegúrate de que el juguete no toque el fondo de la olla para evitar que se queme.

Ten cuidado con los juguetes sexuales de vidrio. A menudo, estos no pueden exponerse a altas temperaturas durante demasiado tiempo. Si deseas limpiar tu juguete sexual de vidrio de esta manera, déjalo en el agua hirviendo durante un máximo de 1 minuto.

¡Ten en cuenta que algunos juguetes no son impermeables! ¡Los juguetes porosos tampoco pueden hervirse!

Limpieza de los Masturbadores

La limpieza de un masturbador requiere un enfoque ligeramente diferente. Es necesario girarlos del revés para limpiar adecuadamente el interior. A continuación, aplica un limpiador de juguetes en el interior del juguete antes de enjuagarlo con agua tibia.

Limpia el juguete con un paño seco y déjalo secar en una habitación bien ventilada. Si el interior del juguete no está bien seco, existe el riesgo de que crezca moho. ¿Ves puntos negros en el interior? Eso es un signo de moho. Si este es el caso, no te quedará más remedio que tirar su juguete.

Cuidados para tu juguete sexual

Cuidado con las pilas

Retira siempre las pilas antes de limpiar tu juguete sexual. No querrás que se corroan. El agua puede dañar seriamente sus componentes electrónicos.

Lubricante

Como es lógico, el lubricante y los juguetes sexuales son una buena combinación. Sin embargo, ten cuidado de no combinar juguetes de silicona con un lubricante a base de silicona. El lubricante de silicona afecta el material del juguete, lo que dificulta su limpieza. ¿Usas un juguete de silicona? Entonces utiliza siempre un lubricante a base de agua.

Guardar tu juguete sexual

Recuerda, si no eliges con cuidado dónde guardar tu juguete después de limpiarlo, puedes coger mucho polvo y cabello. Para evitar esto, recomendamos comprar una bolsa de almacenamiento. ¿Quieres guardar varios juguetes en una bolsa? Hazlo solo con juguetes que sean 100% silicona. Los juguetes de plástico, por ejemplo, pueden pegarse entre sí cuando se tocan. Para una limpieza óptima, es mejor guardar cada juguete en su propia bolsa de almacenamiento.

¿Cómo mantienes tus juguetes sexuales impecables? ¡Comparte a continuación con un comentario tus consejos de limpieza!

También te puede interesar

Responder o hacer una pregunta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas

¡Síguenos!